Desprendimiento de retina.
La retina es una membrana que tapiza la cavidad del ojo por dentro y está encargada de captar la visión y enviar esa información al cerebro a través del nervio óptico.

La retina tiene dos partes: la mácula y la retina periférica. La mácula abarca el 5% de la superficie retinal y es el sector más especializado que nos permite ver detalles pequeños, leer, reconocer rostros, ver las señales de tránsito, etc.

La retina periférica abarca el 95% de la superficie retinal y nos da la “visión periférica” o campo visual. El humor vítreo es una gelatina similar a la clara de huevo que rellena toda la cavidad del ojo y se encuentra unido a la retina en algunos sectores.

Con el envejecimiento el humor vítreo tiende a separarse de la retina en mayor o menor grado y esto se conoce como “desprendimiento vítreo posterior”.

Este fenómeno puede llevar al paciente a notar flashes o relámpagos en su visión y las conocidas moscas volantes, hilos negros o telarañas. Los flashes se producen por tracción del humor vítreo sobre la retina que puede ocasionar un desgarro de retina con el consiguiente riesgo de desprendimiento de retina. Si estos desgarros de retina se producen sobre un vaso sanguíneo además puede traer aparejado una hemorragia del vítreo.

Como se soluciona un desprendimiento de retina?
Para ello se necesita implementar algún tipo de cirugía de acuerdo con el caso: retinopexia neumática, cirugía convencionel de retina, o vitrectomía.
La retinopexia neumática es poco utilizada, tiene indicaciones precisas y se utiliza en desprendimientos pequeños y localizados en el sector superior.

La cirugía convencional consiste en tres pasos fundamentales: cicatrizar el desgarro mediante criocoagulación, diatermia o láser; colocar un implante escleral para reforzar la retina; y por último drenar el líquido sub retinal.

La vitrectomía tiene la ventaja de hacerse por incisiones pequeñas permitiendo una recuperación más rápida. Se extrae el humor vítreo que es el causante de las tracciones retinales, se utilizan herramientas intraoculares como triamcinolona, perfluorocarbono y colorantes para membranas lo que permiten una cirugía más completa. Una vez reaplicada la retina se realiza endoláser para cicatrizarla y se reemplaza el humor vítreo con diferentes opciones: aire, gases o aceite de silicón.

More infos:
Dr. Emilio M. Dodds
Consultores Oftalmológicos
Montevideo 1410 | C1018ACF- Buenos Aires
Tel: 0114815–5356 | Fax: 0114814–4043 | Cel: 154423–8567
www.emiliododds.com